Cargando...

Parque Nacional de Timanfaya: conocido por los lugareños como “Las Montañas del Fuego”. Este Parque Español Nacional es el centro turístico de Lanzarote que debe ver sin ninguna duda ya que como observará en su visita es absolutamente especial. Y es que una vez dentro parece que estés en la luna, sus paisajes lunares son espectaculares y vale la pena visitarlo, sobre todo no dejes de coger el bus que hace el recorrido del Parque Nacional,  con música incluida, dando la impresión que estés en otro lugar y no precisamente en este mundo.


Verás colores ocres, colores rojos de fuego con variedad de tonos, mezclados con colores negros, esta visión de este peculiar paisaje volcánico, único e inconfundible hará que pienses en lo espectacular que debió ser la erupción volcánica de antaño y desde luego este paisaje lunar no deja indiferente a nadie. Recomendamos la visita en guagua o autobús, pero también podrás disfrutar de una ruta en Camello muy típica y recomendable y también de dos rutas andando con guías oficiales, no se puede acceder al Parque Nacional sin guías oficiales, esto es muy importante conocerlo porque incluso podrías ser multado.


Es necesario que sepas que dentro del Parque Nacional de Timanfaya podrás comer en su Restaurante de comida típica llamado César Manrique, siendo éste restaurante el único en el mundo en utilizar el fuego del calor interior del volcán para hacer sus platos y comidas.


Entrar al parque es económico y es imprescindible verlo, no cuesta sino 8€, y los niños a mitad de precio. Podrás acceder en tu propio coche de alquiler, y una vez allí el propio Parque Nacional dispone de un bus propio para hacerte un recorrido por el parque, tambíen hay distintas excursiones que se organizan tanto desde la recepción como por las agencias de viajes y TT.OO.


Es importante que sepas que además dispones de un bonito paseo en Camello por el Parque Nacional de Timanfaya, es un recorrido cerrado y los camelleros son muy cuidadosos con el recorrido, la verdad que vale la pena pues es una experiencia que no olvidará.